domingo, 6 de julio de 2008

EL SONIDO



EL SONIDO

Todo en el cosmos es vibración. Si tratamos de definir la textura y forma del Creador diríamos que es vibración. Toda forma procede de esta vibración y nuestro Ser permanece inmerso en este inmenso océano de vibración.

La onda sonora se caracteriza por necesitar de un medio para transportarse, como el agua, el aire, la madera, etc. Esta cualidad la diferencia de la onda lumínica la cual no necesita medio para transportarse, ella viaja en el vacío. Sonido y Luz son manifestaciones de una misma vibración pero a diferente velocidad. Por esta razón podemos afirmar que los sonidos producen colores y que los colores producen sonidos.

El sonido se define como ondas que vibran entre 20 y 20.000 herzios. Ondas por debajo de 20 hz se llaman INFRASONIDOS, estos infrasonidos se propagan rapidamente por la tierra anunciando terremotos, maremotos y erupciones volcánicas. En el reino animal se encuentra el elefante, el cual es capaz de percibir infrasonidos tapando el canal auditivo con sus grandes orejas, al levantar una pata y afianzar la otra percibe a través de sus uñas podales los infrasonidos de la tierra y se comunica con las hembras de su especie. El cuerpo humano puede alterarse con infrasonidos reorganizando estructuras óseas y celulares.

Las ondas por encima de los 20.000 hz se denominan ULTRASONIDOS, y encontramos ejemplos en el reino animal con el fenómeno de eco-localización de delfines y murciélagos. Este fenómeno consiste en la emisión de una onda sonora de altísima frecuencia la cual rebota contra los objetos físicos devolviéndose casi instantáneamente al emisor, dándole así la distancia y ubicación exacta de estos objetos. Los pájaros y grillos emiten ultrasonidos necesarios para la comunicación neuronal. Actualmente vemos un aumento de enfermedades como el Alzheimer y el envejecimiento prematuro, debido a la ausencia de aves y grillos en las grandes urbes las cuales se han visto forzadas a alejarse de las ciudades por el pavimento y el reducido número de parques y espacios verdes que no posibiltan un habitat adecuado. En medicina el ultrasonido es utilizado como metodo diagnóstico en aparatos como la ecografía y la tomografía que utilizan una combinación de ultrasonido y luz. También en fisioterapia se usa el ultrasonido para disminuir inflamación de músculos y nervios.

El sonido también es usado actualmente como arma de guerra: en la reciente guerra entre EEUU e Iraq se utilizó el D.A.L.A. (dispositivo acústico lineal de audiofrecuencia), que emite infrasonidos, afectando la orientación espacial de las personas, su coordinación física, produciendo estados de pánico sin razón aparente y desestructurando la personalidad. Se considera un moderno aparato de tortura que actúa rápidamente y no deja huellas físicas.

El sonido se percibe de dos formas:

1- Por el oído, cuando la onda sonora penetra por el oído externo hasta el tímpano, los huecesillos del tímpano vibran transmitiendo esta onda a la membrana de la ventana oval en el caracol y de allí son transmitidas a un líquido viscoso y recogidas por unos pequeños cilios que asemejan las cuerdas de un arpa, estos son terminaciones nerviosas que llevan la información acústica al nervio auditivo quien se encarga de producir neurotransmisores que determinan el estado de ondas cerebrales beta, alfa, theta o delta.

2- Por la piel, relajándo tensiones musculares y desbloqueando meridianos energéticos estudiados en los puntos de acupuntura. Para esta terapia se utilizan diapasones y linternas con filtros de colores.

Así se inicia una de las terapias más poderosas de estos nuevos tiempos: La Terapia de Sonido. Esta ciencia aunque lleva sólo unos cuantos años en el mundo, ha reemplazado y enriquecido otra clase de métodos terapeuticos, colocándose a la vanguardia de las terapias bioenergéticas.

1 comentario:

ceciliaines60 dijo...

Felicitaciones!!!! en buena hora nos llega esta información tan interesante dentro de toda la gama de
terapias alternativas.
Adelante con tu pagina